La verdad de la mentira





Palabras que se lleva el viento
pero que se graban en el alma como tatuaje a la piel,
que sangra por la verdad penetrada en el.
Sentimientos  que emanan como el perfume del dolor
impregnado en la soledad que ciega a su contacto.
Suspiros de desolación flotan libremente perdiéndose
en la tristeza de cada lagrima derramada,
como el dolor agobiante del sentir sin vivir,
del pensar sin descansar,
del morir sin respirar...