El lado bueno de las cosas


Cuando creí encontrar un motivo, una esperanza para seguir,  en un abrir y cerrar de ojos se fue...
Dejándome recuerdos dolorosos y tristes. El destino jugo conmigo como siempre lo ha hecho… ilusionándome ante un fantasma de una realidad inexistente…
Atrapada y acosada por miles de sombras de un recuerdo que duele, atada a estas cadenas, donde las risas no existen… ahogándome en tormenta de mis lágrimas amargas...
Me hundí en la obscuridad sin ni siquiera pensarlo…me perdí en un laberinto sin salida donde solo existen figuras sin forma que me atormentan con el pasado reprimido, por cada lagrima derramada…
Pero ahora por alguna razón que no conozco y no creo descubrir llego a mi vida un ángel… que vino a encender esa esperanza en mi alma y en mi corazón, a liberarme de esas sombras que me lastimaban y esas cadenas que me ataban al dolor, a la tristeza del pasado, pero sobre todo a la soledad del presente...
A sacarme de ese laberinto de obscuridad del que nunca creí salir… iluminando mi vida otra vez para volver al camino perdido…
Dándome miles de motivos por el cual seguir luchando, para seguir sonriendo cual se la situación en la que este… pero sobre todo para sembrar una esperanza en mi corazón…